jueves, 23 de noviembre de 2017

BIZCOCHO DE CALABACÍN Y NUECES


Ingredientes:

Para el bizcocho:
  • 280 gr de harina de repostería.
  • 1 cucharadita de levadura química.
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico.
  • 1 cucharadita de sal. 
  • 2 cucharaditas de canela molida.
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada molida.
  • 135 gr de nueces (o de cualquier otro fruto seco de nuestra elección: almendra, anacardos, ...).
  • 400 - 500 gr de calabacín (300 gr de calabacín rallado).
  • 3 huevos grandes a temperatura ambiente.
  • 350 gr de azúcar.
  • 250 ml de aceite de oliva suave.
Para el glaseado:
  • Azúcar glass.
  • Agua o zumo de limón.
Utensilios y material necesario:
  • Un molde apto para horno de unos 26 x 12 x 7 cm.
Preparación:

1. Engrasar el molde con mantequilla y forrarlo con papel de horno (yo tan solo lo engrasé ya que utilicé un molde de silicona que desmolda muy bien).

2. Picar los frutos secos de forma que queden a nuestro gusto (yo prefiero no picarlos demasiado para encontrar trocitos). Reservar.


3. En un bol tamizar la harina, la levadura, el bicarbonato, la sal y las especias. Reservar.

4. Lavar el calabacín y rallarlo con un rallador de agujeros pequeños hasta obtener 300 gr de pulpa (no es necesario pelarlo, pero yo lo hice porque era un calabacín muy grande y que tenía una piel muy rugosa; digo "hasta obtener 300 gr de pulpa" porque al rallar el calabacín éste suelta agua y yo se la quito, sin presionarlo, y continuo rallando calabacín hasta obtener esa cantidad de pulpa rallada). Reservar.


5. Precalentar el horno a 190º C o 210º C dependiendo de que vayamos a hornear el bizcocho con aire o si aire.

6. Poner en otro bol los huevos, el azúcar y el aceite de oliva y batir con las varillas eléctricas al menos 10 minutos hasta que que esponjen y blanqueen.


7. Agregar a los huevos los ingredientes tamizados y mezclar con una espátula con suavidad y movimientos envolventes hasta obtener una mezcla homogénea (yo los incorporo en tres veces en lugar de hacerlo de golpe).

8. Añadir el calabacín y los frutos secos picados y mezclar nuevamente.
  
9. Verter en el molde y hornear a 190º C con aire o a 210º C sin aire en la parte baja del horno (yo coloco la bandeja en la segunda ranura empezando por abajo) durante 45-50 minutos. Estará listo cuando al pincharlo con una brocheta ésta salga limpia.


10. Colocarlo sobre una rejilla y esperar 10 minutos antes de desmoldar.

11. Una vez frío el bizcocho preparar el glaseado, para ello tamizar el azúcar glass en un bol y añadir poco a poco el zumo de limón e ir mezclando hasta obtener un glaseado homogéneo y lo suficientemente fluido para poder bañar el bizcocho. 


12. Colocar el bizcocho sobre una rejilla y bañarlo con el glaseado. Dejar que el glaseado se seque y endurezca.





Notas:
  • Un bizcocho delicioso, muy jugoso y de buen tamaño. Resultó todo un éxito, aunque la mayoría de los que lo probaron dijeron que lo preferían sin el glaseado de limón.
  • En esta ocasión las fotos son de Maribel Martínez-Peñuela; desde aquí darle las gracias por lo bonito que lo presentó.
Fuente: receta del blog de "María Lunarillos".

No hay comentarios:

Publicar un comentario